Béseme, aunque no tenga motivos, le prometo que luego los buscamos.

Locuras de una mente delirante. (via un-simple-corazon)